Ir al contenido principal

Un paréntesis Beatlesco

Navegando por el laberinto de Boing-Boing, me topé con un excelente álbum que para se puede considerar un doble tributo. The Beatles y The Beastie Boys. El álbum en cuestión es: Let It Beast.

Genial mezcla, -digo con genial-, una mezcla atinada melódicamente, este señor dj BC logra reunir dos generaciones musicales distintas, en una obra bailable y evocadora. Mírese tan solo los títulos de las canciones:

Let It Beast
1. Ladies Do Love Me
2. Belly Movin
3. Buildin My Life
4. Electrified Kite
5. Let it Beast
6. Lovely NYC
7. Anna's MCs
8. Love You To Check It Out
9. Looking Down The Barrel of a Warm Gun
10. A Day in The Life of A Beastie Boy

De mi predilección están Buildin My Life y Lovely NYC. Geniales!!!

Con mucha menos calidad, pero con muchas ganas también está el híbrido entre Metallica y The Beatles: Beatallica, con algunas canciones que más parecieran gags. Escucharse sólo como curiosidad.


Saludos.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

En laTierra del Pulque

El pulque es mito. El pulque sirve para hacer leyendas las historias. El pulque es sabroso y hace sabrosa la plática, hace correr las anécdotas. Como prueba, el texto publicado de Mario Santiago Papasquiaro en el blog La materia no existe de Alberto Chimal.

Mis historias no son capitalinas, son de la tierra del aguamiel: Apan, Tepeapulco, Santo Tomás Emiliano Zapata, Epazoyucan, etc. Tierra de tinacales perdidos en el campo, metidos entre las parcelas rodeadas de magueyes y tierra; animales de carga que desde las cinco de la mañana o antes llevan montado al tlachiquero que se va a sacar el aguamiel con el ocote, después raspar el maguey para que vuelva a brotar agua miel y por último regresar con el agua miel al tinacal, donde se deposita en tinas de cuero vacuno y se deja fermentar unos días, hasta que las incansables moscas y el penetrante olor delatan un pulque espeso y oloroso que son mejor prueba de buen pulque, no tanto el sabor.

El pulque se toma cuando uno está alegre, sino la h…