Ir al contenido principal

Con Franqueza

La tardanza para volver a escribir en este blog, se debe un mal conocido como desidia. Nop, no es flojera. Es desidia, es el peor mal para cualquier cosa que hagamos, y todo apropósito de un comentario del crítico de TV Álvaro Cueva, en el número de La Mosca en la Pared de Marzo (de 2007) donde menciona la importancia del trabajo y del estudio, pero como motivante personal, no como programa gubernamental; es cierto, la gente necesita estímulos para trabajar y estudiar, pero desafortunadamente a veces ese la desmotivación proviene del corazón y la mente de las personas.

Es difícil retomar caminos (y mas aún comenzar), sin embargo, aquí estoy (esperando que poco a poco lean este espacio) además de encontrarme en el blogroll de lugardeorigen.net

Y bueno así sin mas me doy la bienvenida y les doy la bienvenida a este espacio que pronto tendrá la acostumbrada mirada, además de un poco más de dinamismo.

Saludos.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

En laTierra del Pulque

El pulque es mito. El pulque sirve para hacer leyendas las historias. El pulque es sabroso y hace sabrosa la plática, hace correr las anécdotas. Como prueba, el texto publicado de Mario Santiago Papasquiaro en el blog La materia no existe de Alberto Chimal.

Mis historias no son capitalinas, son de la tierra del aguamiel: Apan, Tepeapulco, Santo Tomás Emiliano Zapata, Epazoyucan, etc. Tierra de tinacales perdidos en el campo, metidos entre las parcelas rodeadas de magueyes y tierra; animales de carga que desde las cinco de la mañana o antes llevan montado al tlachiquero que se va a sacar el aguamiel con el ocote, después raspar el maguey para que vuelva a brotar agua miel y por último regresar con el agua miel al tinacal, donde se deposita en tinas de cuero vacuno y se deja fermentar unos días, hasta que las incansables moscas y el penetrante olor delatan un pulque espeso y oloroso que son mejor prueba de buen pulque, no tanto el sabor.

El pulque se toma cuando uno está alegre, sino la h…