Ir al contenido principal

Breaking Bad



Vaya cosa.


Cuando ves este tipo de series me hace pensar en ese tipo de proyectos que fácilmente pueden rebasar a los autores. No ha llegado a México por sus obvias connotaciones políticas y sociales. Es un tema delicado, pero la verdad delicioso.


Como lo dice su nombre, es una ruptura, es un breaking pero no solo a nivel de la historia del protagonista; sino también de este esquema de series conformistas policía-ladrón, vaquero-indio, o salas de emergencias (¡harto estoy!).


Se dedica a trasgredir un poco el asunto este de las drogas, desde un punto de vista "económico", el enfoque de la necesidad, pero claro, sin dejar de lado los -digamos- avatares que traen este tipo de "empresas": violencia, violencia y más violencia (ni modo, así es el mercado).


Debo decir que apenas estoy en medio de la segunda temporada (gracias Cuevana), y esta la cosa que arde; a todos niveles hay personajes picosos, polémicos, nadie tiene desperdicio, de hecho estoy seguro que hay una insana exquisitez en los diálogos y la construcción de personajes (basta ver el sexto capítulo de la primera temporada, una maravilla).


No digo más por el momento, pasen a disfrutarla en su compu.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

En laTierra del Pulque

El pulque es mito. El pulque sirve para hacer leyendas las historias. El pulque es sabroso y hace sabrosa la plática, hace correr las anécdotas. Como prueba, el texto publicado de Mario Santiago Papasquiaro en el blog La materia no existe de Alberto Chimal.

Mis historias no son capitalinas, son de la tierra del aguamiel: Apan, Tepeapulco, Santo Tomás Emiliano Zapata, Epazoyucan, etc. Tierra de tinacales perdidos en el campo, metidos entre las parcelas rodeadas de magueyes y tierra; animales de carga que desde las cinco de la mañana o antes llevan montado al tlachiquero que se va a sacar el aguamiel con el ocote, después raspar el maguey para que vuelva a brotar agua miel y por último regresar con el agua miel al tinacal, donde se deposita en tinas de cuero vacuno y se deja fermentar unos días, hasta que las incansables moscas y el penetrante olor delatan un pulque espeso y oloroso que son mejor prueba de buen pulque, no tanto el sabor.

El pulque se toma cuando uno está alegre, sino la h…